TECNOLOGÍA APLICADA A LAS ARTES ESCÉNICAS



Las nuevas tecnologías digitales aplicadas a las artes escénicas facilitan una nueva estructura de relaciones entre los planos físico, conceptual y virtual; cada uno de los cuáles con sus dinámicas propias y, al mismo tiempo, interconectados entre sí mediante una suerte de estructura rizomática sin centro.


De este modo, se libera al cuerpo físico de su posición tradicionalmente jerárquica y rígida, erigiéndose como un elemento visual más de la escena en un entramado de luces, proyecciones, sonidos y demás tecnologías con las que interactúa.


Un nuevo espacio físico que deja de ser un elemento físico vivenciado por el cuerpo cuyos límites son los límites físicos reales para convertirse en un elemento simbólico y en un medio de relación;


y un tiempo, que engloba ahora tanto el ritmo interno como el externo,  y que hace referencia no sólo a la velocidad con que se manifiesta una secuencia visual, sonora o de movimiento, sino que también se ve afectado por la carga emocional que conlleva.


Así, al percibir el espacio, el tiempo y el cuerpo-objeto, todos al mismo nivel y en su conjunto, es cuando se genera el sentido global del espectáculo y se constituye una armonía distinta a si cada elemento se considera singularmente.


En este sentido, los avances tanto en software como en hardware permiten una interconexión hombre-máquina que posibilita una nueva mirada lejos del continuo espacio-temporal tradicional en un nuevo espacio escénico híbrido y expandido.

EL CONCEPTO

CONCEPTOshapeimage_3_link_0
REFERENTESReferentes.htmlReferentes.htmlshapeimage_4_link_0
TECNOLOGÍATecnologia.htmlTecnologia.htmlshapeimage_5_link_0
volverinvestigacion.htmlinvestigacion.htmlshapeimage_6_link_0